slide

McLaren 720S

"En un día dado, una circunstancia dada, piensas que tienes un límite. Y entonces vas por este límite y tocas este límite, y piensas, ‘Bueno, este es el límite'. En cuanto tocas este límite, algo pasa y de repente puedes ir un poco más allá. Con el poder de tu mente, tu determinación, tu instinto, y la experiencia también, puedes volar muy alto." Ayrton Senna

El McLaren 720S materializa nuestro incesante anhelo por explorar los límites de lo posible. Disfrutar del 720S es redescubrir el verdadero significado de la comunión entre coche y piloto.

Más ligero. Más potente. Más rápido.

El 720S sustituye el tradicional recubrimiento exterior metálico por la fibra de carbono y lo une a una estructura interior que da lugar a un conjunto monocasco denominado Monocage II. Además de mantenerle a salvo gracias a su excepcional rigidez estructural, el Monocage II rebaja el centro de gravedad del vehículo para mejorar todos los aspectos de la dinámica en marcha. Unos montantes más estilizados dotan al 720S de la mejor visibilidad de su clase, lo que mejora la sensación de control, y hace que el habitáculo resulte más ligero y amplio.

El corazón de su 720S

Este modelo de la gama Super Series es tremendamente rápido. La potencia se genera desde el nuevo motor M840T: un motor de la unidad de 4 litros con doble turbocompresión y una respuesta mejorada gracias a los 16 inyectores que gestionan el combustible con la máxima precisión. Todas las piezas del motor han sido analizadas y ajustadas para optimizar la potencia, aumentar la capacidad de respuesta y favorecer el consumo eficiente de combustible.

La suspensión más avanzada del mundo

El nuevo sistema Proactive Chassis Control II supervisa constantemente el comportamiento del 720S y aplica fuerzas al instante para armonizar la dinámica. Una serie de sensores montados en los montantes verticales y amortiguadores miden la aceleración de las ruedas junto con la presión en los propios amortiguadores. Los datos de los sensores de las ruedas hacen que el 720S interprete mejor la carretera para seleccionar un conjunto de opciones que optimiza el agarre.

Innumerables sesiones de comprobación y ajuste se han traducido en una experiencia de conducción con un excelente tacto tanto en la dirección, como en la suspensión y los frenos. Así, se siente el comportamiento del coche al milímetro con una inmersión total en la que se dispone de un equilibrio perfecto entre control del coche y comodidad en marcha. No hay margen para la suposición y la conducción se vuelve completamente intuitiva.

En McLaren tenemos una filosofía de diseño muy sencilla: todo tiene un motivo. Esta potente sencillez ha permitido dar forma a coches con diseños emblemáticos. Una tradición en la que el 720S ocupa ahora su lugar.

Para obtener más información acerca de las características del McLaren 720S, póngase en contacto con nosotros mediante el formulario de contacto.

CONFIGURAR
CONTACTENOS